ADS Apícola Mallorca Miel

 

Este verano se empezará a vender la miel de Menorca con marca de calidad
El Consell ya ha fijado las normas de etiquetado así como los controles y garantías

(Diario: Ultima Hora     R.L,   6 de Febrero 2006).
El Consell de Menorca ha fijado unos criterios de calidad para la producción y comercialización de la miel de la isla que regirán para su comercialización bajo la marca «Mel de Menorca».

Según informa la responsable insular de Economía, Antònia Allès, con esta iniciativa «se distinguirán exclusivamente las mieles elaboradas en Menorca que reúnan unas características de calidad y garantía».

El calendario de aplicación de esta nueva normativa prevé que la miel recogida en Menorca se ponga a la venta este próximo verano con esta marca de calidad, así como el nuevo etiquetado, tras superar los controles y requisitos exigidos por el reglamento que ha aprobado el pleno del Consell de Menorca.

Allès indicó que «uno de los principales objetivos de esta actuación consiste en comercializar el producto menorquín bajo una marca de garantía para evitar que otras mieles utilicen términos, expresiones, marcas o distintivos que por su similitud fonética o gráfica puedan crear confusión en el consumidor, dando a entender que se trata de miel producida en Menorca, cuando en realidad son sucedáneos o simples imitaciones».

«Este reglamento -afirmó la consellera d'Economia del Consell de Menorca- consolida la producción y promoción de la miel menorquina, y la protege ante posibles competidores o bien productos similares, dado que la normativa constituye una apuesta a favor de un producto de calidad y el sector apicultor, que demandaba una regularización de su producción».

En Menorca, con una gran tradición apicultora, hay censadas actualmente 1.794 colmenas, de las que 736 están en Maó, 471 en Ciutadella, 290 en Alaior, 105 en Ferreries, 85 en Es Mercadal, 51 en Sant Lluís, 32 en Es Migjorn y 24 en Es Castell.

 

Con la miel en los labios
Apicultores castellonenses y pitiusos catan las mieles de ambos lugares para lograr la denominación de origen

(Diario:  Ultima Hora, 3 Febrero 2006)

La sala 2 del Consell se convirtió ayer en escenario de una actividad poco habitual en la institución. Apicultores de la Serra d'Espadà de Castellón y de las Pitiüses protagonizaron una cata de mieles para degustar su sabor. No lo hicieron por placer -aunque también lo fue-, sino porque están trabajando para definir como es la miel de los dos territorios, con vistas a crear una denominación de origen.

Este trabajo se está haciendo conjuntamente entre los grupos leader de esta zona de Castellón y de las Pitiüses «para ahorrar costes», según el conseller de Agricultura, Pep Mayans. Cuando se haya caracterizado cómo es cada miel, en base a criterios de gusto y a análisis físico-químicos y polínicos, se podrá elaborar un reglamento a seguir por los apicultores que quieran fabricarla.

Según explicó ayer el vicepresidente del grupo leader de esta zona de Castellón, Luis Rubio, el intercambio de experiencias está resultando «muy interesante». «Allí producimos en más cantidad que aquí en Eivissa, pero la comercialización que hay aquí es muy interesante y hemos tomado nota de ello», explicó Rubio.

Los procesos en ambos casos son artesanales. Carmen Miravet, una apicultora de Castellón que estaba presente en la cata y en el recorrido por los centros de producción que se ha hecho por las Pitiüses estos días, explicaba que las similitudes entre las dos mieles son muchas. «Aquí se elabora también de forma artesanal, sin calentarla, y aunque coincidimos en flores como el romero, allí es muy común también la flor de azahar y de naranja».

Durante la cata de ayer se pudo probar miel de romero -la más común en Formentera-, de frígola o de algarrobo, que tiene un color muy oscuro y un gusto más fuerte. Según el responsable del grupo leader en las Pitiüses, Pep Martínez, «lo más común en Eivissa es hacer dos cosechas, la de verano, que es de frígola y la de invierno, que es la de romero». En algunos puntos, y debido a la concentración de algarrobos, la miel adquiere otro sabor.

En las Pitiüses sólo hay cuatro ibicencos y un formenterense que cuentan con el registro sanitario para producir, pese a que hay hasta 200 apicultores que lo hacen para consumo propio. La futura denominación permitirá revalorizar la miel de las islas y distinguir el sabor del producto autóctono, que viene definido por la flora.C. R.

 

 

ADS Apícola Mallorca

Camí de Can Moranta, bustia # 4, 100 metros a la izquierda

07320 Santa Maria - MALLORCA - Spain

Telf. 971 140-870   Móvil 636 230 858

e-mail ads@islapro.com 

12/04/2007